El pelo se daña debido a numerosos factores…

Lubricación capilarTe sorprenderá la larga lista de cosas que dañan tu pelo…

  • productos capilares inadecuados
  • cuidado capilar y aplicación de cosméticos incorrectos
  • tirar durante el cepillado y la estilización
  • estilizar con calor
  • aire seco, aire acondicionado
  • heladas e incluso lluvias fuertes
  • estrés y dieta pobre
  • medicamentos
  • coloración y aclarado
  • usar la plancha y el rizador de pelo

Éstos son sólo algunos de los muchos factores que debilitan el pelo, los bulbos capilares, los tallos capilares… El pelo débil pierde el brillo y se vuelve quebradizo, mientras que los bulbos capilares pierden adherencia en los folículos capilares. Como resultado, el pelo se cae en exceso.

¿Hay algo que pueda ofrecer una reparación total del pelo?

Los champús y los acondicionadores trabajan sobre la superficie del pelo. La acción de las mascarillas es similar– sólo reparan el pelo en el exterior porque no tienen la capacidad de penetrar a través de las cutículas capilares.

Para estar totalmente reparado, el pelo necesita algo que penetre entre las cutículas y llegue hasta lo más profundo – para potenciar la acción del cemento intracelular a través de la hidratación y la reconstrucción de su estructura.

Los componentes principales del cemento intracelular son los ácidos grasos libres. Es por eso que los aceites naturales van bien para cuidar el pelo gracias a su elevada concentración de ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados.

¿Qué son los aceites naturales?

Los aceites naturales son sustancias que se obtienen de la presión en frío de semillas y frutos de plantas. Han sido apreciados durante siglos por su propiedades embellecedoras y curativas. Seguro que has oído hablar de los aceites de argán, coco, macadamia, girasol y jojoba. La variedad sin refinar de estos aceites ofrece una amplia variedad de usos en el cuidado de la belleza. Por encima de todo, los aceites naturales nutren el cuero cabelludo y el pelo. Proporcionan una reparación profunda al pelo mientras que el tratamiento del pelo con aceite lo deja mucho más bonito.

¿Qué es la lubricación capilar?

La lubricación capilar es un tratamiento muy simple y eficaz que se puede llevar a cabo en casi cualquier momento. Algunos métodos incluso se pueden usar en el trabajo. El tratamiento del pelo con aceites implica aplicar un aceite natural (o una mezcla) en el pelo y en el cuero cabelludo (la otra forma es más beneficiosa para el pelo ya que garantiza una reparación total del pelo y de los bulbos capilares).

Lubricación capilar – ¿por qué y cómo funciona?

La lubricación capilar funciona en el interior del pelo para que éste reciba algo más que un aspecto bonito. Proporciona un cuidado complejo, protección y, por encima de todo, regeneración de los bulbos capilares, los cuales son responsables del crecimiento y la belleza del pelo.

Los aceites naturales están hechos de partículas que tienen la capacidad de penetrar en el interior del pelo y de dejarlo bonito.

¿Cómo se hace la lubricación capilar?

Lo mejor es lubricar el pelo con aceite en la privacidad del hogar de cada uno. Lubricar el pelo (seco o húmedo) y el cuero cabelludo aporta los mejores beneficios. Los aceites se absorben bien y mantienen el cuero cabelludo sano. ¿Cómo se hace el tratamiento de lubricación capilar?

Tratamiento de lubricación capilar durante la noche

Aplica más o menos 5 ml (1-2 cucharaditas) del aceite en el pelo y el cuero cabelludo. Esta cantidad es perfectamente suficiente para reparar y nutrir el pelo y el cuero cabelludo. Cuanto más tiempo permanezca el aceite en tu pelo, mejor. Es por eso que hay que dejarlo al menos una hora pero que el tratamiento durante la noche es el más eficaz. Por la mañana se quita el aceite lavando el pelo con un champú suave.

Acondicionamiento del pelo – lubricar el pelo (no el cuero cabelludo)

Hay una manera rápida, fácil y eficaz de lubricación capilar que mejora el aspecto del pelo. Hay que aplicar el aceite (unas gotas) en el pelo o las puntas. Esto ayuda a estilizar el pelo, añade brillo y protege contra los daños. Esta clase de lubricación capilar se puede llevar a cabo varias veces al día: siempre que sientas que tu pelo ha perdido su brillo y elasticidad.